Gambús participa en la manifestación en defensa de la fruta dulce y exige medidas urgentes a la Comisión Europea

 

El eurodiputado catalán reclama a la Comisión Europea que evalúe en profundidad las medidas tomadas y los mecanismos de ayuda ante la persistencia de la crisis en estos últimos tres años

El eurodiputado Francesc Gambús ha participado esta mañana en la manifestación en defensa del sector de la fruta dulce convocada por las organizaciones agrarias de Cataluña y de Aragón, y que ha consistido en cortar la autovía A-2 a la altura de Soses.

Gambús sigue apoyando al sector de la fruta dulce ante el gran stock y la bajada de precios en el sector de la fruta dulce debido al veto ruso.

El eurodiputado catalán ha reclamado a la Comisión Europea que evalúe en profundidad las medidas correctoras tomadas y los mecanismos de ayuda ante la persistencia de la crisis de la fruta dulce en estos últimos tres años y sus efectos colaterales, como el stock de más de 40 millones de kg. «La CE debe analizar si se han paliado estos efectos, que no vemos que sea así, y cambiar si no funcionan las medidas tomadas», ha remarcado.

Gambús ha expuesto que las medidas tomadas por el gobierno europeo hasta la fecha «han llegado tarde y mal, porque son claramente insuficientes para reflotar un sector que hace tres años que se encuentra en una grave crisis». Por este motivo, el diputado independiente dentro del Grupo del Partido Popular Europeo en el Parlamento Europeo ha exigido que se establezcan «mecanismos automáticos para tomar decisiones a tiempo»: «es muy grave cada vez que hay una bajada de precios, la CE tenga que esperar la demanda de las autoridades estatales y evaluar la situación. No nos cansaremos de repetir a la Comisión Europea que hay que establecer mecanismos automáticos para proteger el sector y no perjudicarlos como está sucediendo”.

Asimismo, Francesc Gambús, único miembro catalán en la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria en la Eurocámara, ha criticado que no se hayan activado los mecanismos para emergencias de mercado, tal como prevé el reglamento de la organización común de mercados agrícolas. Así lo reclamó a la Comisión Europea en una pregunta parlamentaria presentada a inicios de este mes de agosto.